Estefania, nacida en Ecuador, y Francesco, nacido en Francia, no imaginaron encontrarse algún día en el viejo continente. Pero quiso el destino y el amor que así suceda.
Hoy están esperando la llegada de su primer hijo llenos de ternura y alegría.
Este es un pequeño adelanto de la sesión en Quito, Ecuador, de su bella historia. 
Que la felicidad los inunde para siempre! 
José